Sesión fotográfica con animales

¿Tu mascota te hace caso cuando la llamas? Si le pides a tu perro que se siente, ¿te hace caso? Si a tu gato le pides que no suba a la encimera, ¿lo hace? ¿Puedes conseguir que tu peludo no se mueva durante 20 segundos seguidos?

Imagínate pedirle eso mismo una y otra vez, rodeados de focos, de gente extraña, en un entorno nuevo con olores nuevos etc. Hacer una sesión fotográfica con semovientes (término que ha tomado una nueva dimensión para nosotros) es todo un reto para cualquier ser vivo implicado en el mismo.

Aunque Easy Step está diseñado para perros y gatos, no hubo ningún dueño de gato con la suficiente osadía para la sesión de fotos. Las cuatro modelos perrunas tuvieron momentos espléndidos, en todos los aspectos, en el “making off” de Easy Step.

6 consejos para fotografiar a animales

Después de la experiencia vivida, estos son los 6 consejos indispensables para hacer una sesión de fotos con perros y no morir en el intento.

1. Paseo antes y después

Aunque con la revolución digital es posible hacer mil fotos y captar el fotograma perfecto; vamos a querer que el perrito esté bastante quieto durante la sesión (por lo menos que permanezca dentro del área iluminada). Por ello, antes de la sesión un buen paseo es imprescindible. Conseguiremos que quemen energía y que hagan sus necesidades.

De ser posible, haced el paseo por una zona limpia para evitar que el animal se ensucie las patitas. Si el día de la sesión fotográfica lloviese, entonces aseguraros de jugar por casa el suficiente rato como para cansar a vuestra mascota y luego dejaos unos minutos para volver a la calma antes de la sesión.

Después de la extenuante sesión de posado, os recomendamos dar un paseo tranquilo por la zona.

2. Premios pequeños, secos y muy apetecibles

Es fundamental llevar premios secos y de un tamaño pequeño. ¿Cómo de pequeños? Que vuestra mascota pueda zamparse de un bocado el premio sin generar migas que luego pudiesen quedarse en su hocico, pelaje o suelo del estudio.

Llevad premios en abundancia (pensad en lo que para vosotros serían muchos premios y multiplicadlo por tres) y premiadles cada vez que os hagan caso. Además, es mejor que sea solamente una la persona en llevar y dar los premios. Nosotras conseguimos que las modelos miraran a cámara acercando las “chuches” al objetivo de la cámara.

3. Silencio, se rueda

Es normal que en un entorno desconocido, con personas y olores extraños, nuestras adorables mascotas se distraigan más de lo habitual. Os aconsejamos que solamente se encargue de dar las instrucciones una persona. Si esta persona es la misma que la encargada de los premio, mucho mejor.

En caso de haber más de un perro en la sesión, como fue el caso de la sesión de Easy Step, lo más adecuado es que las modelos perrunas que no estén en la escena, esperen su turno alejadas del set de rodaje, fuera del campo de visión de las mascotas que en ese momento estén posando.

Si os fijáis en las fotos de nuestra web, las fotografías donde aparece más de un perro es porque se conocían de antes y estaban acostumbradas a la presencia de las otras.

4. Nunca vas híper-preparado

O lo que es lo mismo: más vale que sobre, que no que falte. Tú conoces a tu mascota mejor que nadie; si se te ocurre coger algo para la sesión: juguetes, bebedero, camita, accesorio Easy Step, mantita, peine,…¡hazlo! Nunca se sabe lo que acabarás necesitando para conseguir la instantánea perfecta.

5. Toallitas salva vidas

Si tienes hijos o has estado al cuidado de niños/as, este truco ya lo conoces. Las toallitas húmedas desechables son tu seguro de vida. Si habéis salido a la calle y se ha manchado las patitas… ¡toallitas! Que entra en el croma del estudio y deja huella por todo el suelo… ¡toallitas! Que se le cae la baba por pensar en los premios… ¡toallitas! Que tiene el pelo fuera de sitio y necesita “un retoque”… ¡toallitas!

El suelo de un estudio fotográfico suele ser de un blanco impoluto. Si has paseado antes a tu perro, es posible que sus patitas dejen huella. Con las toallitas húmedas podrás eliminar cualquier rastro.

6. Olvídate del Photoshop

Existen programas de edición fotográfica que consiguen auténticas maravillas. No obstante, ninguno de ellos obra milagros.

Si tu mascota no mira a cámara, tiene un ojo con un gesto raro, la boca abierta con la lengua fuera, tiene un fondo que no te gusta,… ¡olvídate del Photoshop! Es extremadamente difícil retocar fotografías donde hay tantísimas texturas como en el pelo de un animal.

Lo que nosotros hicimos para la sesión de fotos de Easy Step es planificar en un folio las fotos que queríamos hacer, el lugar y el fondo. Cada cambio de escenario (alrededor de 20-30 fotos), los encantadores fotógrafos nos mostrabas las tomas para que pudiésemos estar seguras de que teníamos lo que necesitábamos.

Una sesión de fotos con animales es agotadora y supone un reto para todos los allí implicados, pero es una experiencia maravillosa y una vez vistos los resultados es algo que desde Easy Step recomendamos probar una vez en la vida.

La fotógrafa Elena Kaede tiene una guía gratuita con las “8 claves para fotografiar a tu mascota” que nosotros encontramos muy útil a la hora de hacer la sesión fotográfica. Como Elena indica, lo importante es estar relajados, anticiparse a las posibles complicaciones y, sobre todo, ¡DIVERTIRSE!

¿Has hecho alguna sesión fotográfica con tu mascota? Comparte tus impresiones con nosotros, mándanos un correo o menciónanos en Instagram.

Share this post

Comienza a escribir y presiona Enter para buscar

Cesta de la compra

No hay productos en el carrito.